Dos dietas


Dos importantes dietas para adelgazar


Se acabaron las vacaciones, volver a la realidad del día a día, y cuando te miras al espejo descubres que esa realidad tiene ahora unos cuantos kilillos de más. ¡Horror! Que no panda el cúnico, para todo hay solución, incluso para aquellos gorditos adheridos a tu piel. Si en verdad quieres adelgazar deberás seguir una serie de pautas, deberás dejar de lado ciertos alimentos y comenzar a incluir otros en tu menú regular. ¿No sabes que dieta o régimen alimenticio llevar? A continuación te daremos algunas pautas.


Dietas en internet vas a encontrar de todos los tamaños y colores, sin embargo no todas son recomendables; ya sabes cómo es la web, encuentras de todo que terminas naufragando en medio de tanta información. Una dieta no tiene que ser demasiad estricta para perder peso, si aplicas a un procedimiento que te hace aguantar mucha hambre quizás deberías considerar otras opciones. No es fácil hacer un catálogo con las mejores dietas para adelgazar, sin embargo hay algunas alternativas que cuentan con el visto bueno de especialistas calificados, acá mencionaremos dos de las más conocidas.


La dieta de la clínica Mayo

Si bien es cierto que no se adelgaza tan rápido en comparación con otros procedimientos, estamos hablando de uno de los sistemas más seguros y fiables para bajar de peso, según la opinión de varios expertos en dietética. Con esta dieta no se deja de lado ningún nutriente; se hace énfasis en el consumo de cereales integrales, frutas y verduras.

La alimentación saludable es esencial en esta dieta, sin embargo no es el único ítem del espectro; un estilo de vida saludable que incluya actividad física que complemente las comidas forma parte fundamental de la dieta. Media hora de ejercicio todos los días y estarás ayudando a tu cuerpo a deshacerse de los kilos de más.

En la primera fase que dura 15 días se pueden perder hasta cuatro kilos. El menú diario incluye un máximo de 1.200 calorías. Al desayuno puedes ingerir un yogur desnatado y una pieza de fruta (manzana o pera, preferiblemente). Para la cena puedes comer un tercio de pizza de queso de 12 pulgadas. Acompaña con una ensalada verde y dos cucharadas de aliño.

No obstante las opiniones a favor, hay quienes cuestionan los procedimientos de este régimen. Según el sitio http://www.elmundo.es/, la dieta de la Clínica de Mayo está entre las ocho dietas más peligrosas; su principal ingrediente es el huevo y presenta deficiencias de calcio, posibilitando la aparición de enfermedades como la osteoporosis o la hipertensión.


La dieta Mediterránea

Si hemos de hablar del Rolls Royce de las dietas, del Ferrari de los regímenes alimenticios, tenemos que hablar de esta dieta, declarada por la UNESCO como patrimonio de la humanidad. Se caracteriza por el alto consumo de frutas, verduras, pescado, cereales integrales, legumbres y aceite de oliva. La dieta es baja en carne roja, azúcares y grasas saturadas.

Investigaciones científicas han demostrado que añadiendo frutos secos y aceite de oliva virgen, la dieta mediterránea disminuye en un 30% el riesgo de infarto de miocardio, de accidente vascular cerebral o de muerte por causa cardiovascular. El sitio http://www.abc.es/señala que las personas que llevan a cabo este régimen alimenticio presentan cerca de un 50% menos de probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares a diez años vista en comparación con las personas no siguen la dieta mediterránea.

En la dieta mediterránea, el consumo total de grasas no debe sobrepasar el 35% de la energía consumida. A su vez, las grasas saturadas no pueden superar el 8%. La dieta recomienda el consumo de pollo o pescado dos veces a la semana, dejar de lado las gaseosas y tomar más leche y yogurt. Se puede incluir hasta siete huevos semanales. Para bajar las comidas se permite beber una o dos copas de vino diariamente.